Cliente milimétrico

No perdona una. Tiene el don de detectar todos los detalles del proyecto que no son importantes y modificarlos milimétricamente a su voluntad. Quiere que seas la mano ejecutora de su mal gusto.

Cliente contrareembolso

Al entregarle el proyecto te dice que se esperaba más y quiere que le devuelvas parte del importe presupuestado que ya ha pagado previamente. Se basa en opiniones imposibles de demostrar de manera objetiva. Se le reconoce porque siempre tiene el datáfono a mano.